Nuestra Historia

Tradición Familiar

Tres generaciones haciendo sobaos

Los Orígenes

Historia

La de Joselín es la historia de tres generaciones de artesanos pasiegos que surge del decidido impulso emprendedor de Antonia García Mazorra, una pasiega corajuda que dio soporte a un matriarcado clásico de la Cantabria rural del siglo pasado.

En Vega de Pas, donde Joselín, su marido, ejercía de panadero, Antonia amasaba los primeros sobaos pasiegos con la harina castellana del estraperlo y el apoyo de su vecina y compañera Lucía. Orígenes modestos, propios de un empeño familiar artesano, de bases rurales, campesinas, en la crudeza del medio rural montañés de posguerra. Años de escasez y difícil mercadeo, por lo complejo de las comunicaciones locales. Las ferias de Ontaneda o Selaya, el cuévano, las cajoneras de madera y el acarreo de unos pocos kilos de sobaos, el burro para el cambalache por los puertos… Así se resumen los viejos recuerdos y el anecdotario de nuestros mayores.

El traslado de la familia a Selaya en 1949 supone el inicio de un crecimiento ininterrumpido, de la mano ya de la segunda generación, María y Mariángeles, dos de las cuatro hijas de Joselín, que nunca cedieron a las tentaciones del mercadeo y mantuvieron siempre el criterio de elaborar el mejor producto posible, con las mejores materias primas y un respeto absoluto por los modos de hacer de la tradición familiar.

 

Tradición y Calidad

Filosofía

 

En Joselín, la tradición es el ingrediente principal; el entusiasmo y la pasión, la energía que calienta nuestros hornos .En la dilatada trayectoria de Joselín, la calidad ha sido cuestión innegociable; con hacer pausado, apego a la tierra, arraigo a las tradiciones familiares y gran entusiasmo, hemos mimado a clientes y amigos.

La excelencia en la selección de materias primas, la manipulación cuidadosa, el celo en la ejecución, la moderna trazabilidad y presentación son nuestras señas de identidad. Aspiramos a crear una experiencia emocional a la altura de las expectativas de nuestros clientes.

 

 

Manos de Mujer

Equipo

Hoy en día, de las cuatro hermanas que conforman la segunda generación de Joselín Sobaos y Quesadas, María Ángeles Sainz García y María son quienes continúan la actividad familiar iniciada en los años cincuenta en una añeja panadería de Vega de Pas. Joselín es una empresa que siempre ha apostado por las mujeres tanto en su equipo directivo como en toda su plantilla.

El equipo se encarga a diario pacientemente y con mucho mimo de las elaboraciones artesanas y de todas las actividades manuales que requieren de una serie de  habilidades entrenadas. Por todo esto es una gran satisfacción y un honor haber recibido en 2010 el premio de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales que concede el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Un certificado de reconocimiento y prestigio internacional, que supone un notorio reconocimiento a la apuesta por la participación de mujeres tanto en el equipo directivo como en otros departamentos, la participación de mujeres del ámbito local y que favorece la actividad económica de la zona.